lunes, 17 de agosto de 2009

Visitas y dos castigos

En orden alfabético, pues, nos irían llamando para ser interrogados por el director del penal. Ya habían llamado al primero, uno con apellido que empezaba con letra “a”, es decir Araujo. Los otros cincuenta y nueve esperábamos a que éste regresara y supiéramos de qué forma se había llevado acabo el interrogatorio pues, casi todos suponíamos que sería a punta de madrazos.
Habrá pasado un poco más de media hora cuando Araujo regresó y lo vimos limpiecito, o sea sin rasguño si quiera, mientras los policías llamaban al siguiente. De inmediato acosamos a Araujo con preguntas y nos comentó que había sido un interrogatorio como la ley manda: sólo preguntas y respuestas, sin ningún golpe. La celda completa respiró un aire de tranquilidad. Esa tarde habrán interrogado a unos quince, lo que quería decir que nos llevaríamos, al menos, cuatro días de idas y venidas con el director del presidio.
Mientras tanto, en la celda giraban y giraban los churros, de la entonces buena hierba, lo cual implicó que no pocos fueron a la indagación muy pachecos o más o menos pachecos o, al menos, humeados. Todos estábamos muy contentos del tipo de trato que se nos estaba dando en "La Vaquita" y todo parecía indicar que su director seguía con legalidad su trabajo.
En efecto, los interrogatorios se llevaron cinco días, en los cuales, para nuestra sorpresa, fueron apareciendo familiares nuestros a pedir informes y, desde luego, allí nos encontraban. Todavía más sorprendidos, había la posibilidad de que fuéramos visitados en un horario vespertino, en el que permitían que nos llevaran libros, cigarros, cambio de ropa y algunas golosinas (estas últimas, en especial, las madres).
Como al quinto día fui llamado al las rejas y, para mi sorpresa, se encontraba esperándome mi madre y mi tío Pablo, el hermano más chico de mi papá (quien se convertiría en mi padre adoptivo) para visitarme. La autora de mis días se puso a llorar, me abrazó sin palabra alguna, angustiada. Mi tío me platicó el víacrucis de buscarme de cárcel en cárcel y me entregó varios paquetes de cigarros Tigres y Alas; en ese entonces él era muy codo. Con seguridad mi mamá le habría dicho que yo fumaba Raleigh.
Por cierto, una ocasión, en la que esperaba la visita de ellos, me quedé dormido en la banca de espera; y cuando llegaron, luego de despertarme, mi actual padre, me dijo que llevaban un paquete de cigarros pero que no me los iba a dar debido a mi barba, mi greña y mi manera hippie de vestir. Aunque tuvimos una leve discusión, no me dejó nada.
Lo cual me pareció muy abusivo de su parte y, además, me dejó emtambado muchos más días que los demás, de tal mala suerte que al final sólo faltábamos por salir tres de nosotros, pero así era la originaria familia Samperio. Me acuerdo también que el único número telefónico del que me acordaba era el de mi tío “Fallo” Rafael; luego supe, al toparme por casualidad con algunos que estuvieron en la delegación Lindavista, que lo llamaron y que respondía que la cárcel me la había ganado yo y que ahí me quedaría.
Cuando me tocó a mí el interrogatorio, me subieron o subí, custodiado por dos policías, a una oficina de un primer piso. Allí me topé con un viejito de traje, muy limpio y de cara amable. Nos sentamos frente a frente ante una mesa y me aplicó un cuestionario muy semejante al de los judiciales que me habían golpeado. Mis respuestas fueron de acuerdo a mí conveniencia. Al final, el señor me recomendó que me retirara del movimiento, pues me decía que estaba manipulado por adultos comunistas. Y regresé a mi celda.

1 comentario:

  1. Los comentarios de Guillermo y su experiencia son in ejemplo de lo que puede pasarle a in joven en in centro de detencion y lo que refleja en ello es su inconformidad socisl enpesando por su familia inmediata decea el que aqui manifiesta que en este monmento gose de livertad y de asi serlo no rinsida en el los errors que ahi lo acarrearon, Recordemos lo que el president de una nacion expreso "" NO ES LO QUE LA NACION HASE POR TI,SINO LO QUE TU HASES POR TU NACION "" Lo que hase la DIFERENCIA.

    ResponderEliminar