sábado, 13 de febrero de 2010

Bermejo caballo

Mira altivo al horizonte de niebla. Escarba en las ondas tristes del río. Se arbola opalescente castañuelo. Posa su figura, anda hacia la luz.
Caballo de sol y plumas de cedro en bermejos tratos con el trote, cuerpo de amapolas en arabescos del verdemontaña que se apacigua. Música de ébano vibra en sus cascos para ajedrezar este mediodía en las fiestas marrones de su paso, bermejo caballo sobre el galope que asciende generoso en el secreto silencio de la yegua enamorada.

2 comentarios:

  1. Anda hacia la luz, como buen andaluz. Guau, como siempre don Guillem de Lampart nos deslumbra con su poesía poderosísima.

    ResponderEliminar
  2. Lindo... Gracias por estas letras... PQ

    ResponderEliminar