lunes, 14 de junio de 2010

Señotita Green

Esta era una mujer, una mujer verde, verde de pies a cabeza. No siempre fue verde, pero algún día comenzó a serlo.
No se crea que siempre fue verde por fuera, pero algún día comenzó a serlo, hasta que algún día fue verde por dentro y verde también por fuera. Tremenda calamidad para una mujer que en un tiempo lejano no fue verde.
Desde ese tiempo lejano hablaremos aquí.
La mujer verde vivió en una región donde abundaba la verde flora; pero lo verde de la flora no tuvo relación con lo verde de la mujer. Tenia muchos familiares; en ninguno de ellos había una gota de verde. Su padre, y sobre todo su madre, tenían unos grandes ojos cafés.
Ojos cafés que siempre vigilaron a la niña que algún día seria verde por fuera y por dentro verde. Ojos cafés cuando ella iba al baño, ojos cafés en sus dormitorio, ojos cafés en la escuela, ojos cafés en el parque y los paseos, y ojos cafés, en especial, cuando la niña hurgaba debajo de sus calzoncillos blancos de organdí. Ojos, ojos, ojos cafés en cualquier sitio.
Una tarde, mientras imaginaba que unos ojos cafés la perseguían, la niña se cayo del columpio y se raspo la rodilla. Se miro la herida y, entre escasas gotas de sangre, descubrió lo verde.
No podía creerlo; así que, a propósito, se raspo la otra rodilla y de nueva cuenta lo verde. Se tallo un cachete y verde. Se lleno de raspones y verde y verde y nada mas que verde por dentro. Desde luego que, una vez en su casa, los ojos cafés, verdes de ira, la nalguearon sobre la piel que escondía lo verde.
Mas que asustarse, la niña verde entristeció. Y, años después, se puso a un mas triste cuando se percato del primer lunar verde sobre uno de sus muslos. El lunar comenzó a crecer hasta que fue un lunar del tamaño de la jovencita. Muchos dermatólogos lucharon contra lo verde y todos fracasaron. Lo verde venia de otro lado. Verde se quedaría y verde se quedó. Verde asistió a la preparatoria, verde a la universidad, verde iba al cine y a los restoranes, y verde lloraba todas las noches.
Una semana antes de sus graduación, se puso a reflexionar ”los muchachos no me quieren porque temen que les pegue mi verdosidad; además, dicen que nuestros hijos podrían salir de un verde muy sucio, o verdes del todo. Me saludan de lejos y me gritan: `adiós, señorita Green` y me provocan las mas tristes verdes lagrimas. Pero desde este día usaré sandalias azul cielo, aunque se enojen los ojos café. Y no me importara que me digan señorita Green porque llevare en los pies un color muy bonito”
Y así, esa misma noche, la mujer verde empezó a pasear luciendo unas zapatillas azules que les recordaban el mar y las tardes de cielo limpio a quienes las miraba. Aunque dijo `un color muy bonito` un tanto cursi y verdemente, sin imaginar lo que implicaba calzarse unas sandalias azules, la suerte le cambió.
Cuando la mujer verde pasaba por los callejones mas aburridos, la gente pensaba en peces extraños y en sirenas atractivas; una inesperada imaginación desamodorraba las casas.
-Gracias, Mujer Verde- le gritaban a su paso
Si la mujer verde salía a dar la vuelta en la madrugada, aquellos que padecían insomnio llenaban sus cabezas con aleteos alegres y cantos de aves y vuelos en cielos donde la calma reposaba en el horizonte; luego, dormían soñando que una mujer azul les acariciaba el pelo.
Pronto, la fama de la mujer verdiazul corrió por la ciudad, y todos deseaban desaburrirse, o curarse el insomnio, o tener sueños fantásticos, o viajar al fondo del cielo azul.
Una tarde, mientras la mujer verde descansaba en su casa, tocaron a la puerta. Ella se arregló su verde cabello y abrió. En el quicio de la puerta se encontraba un hombre, un hombre violeta, violeta de pies a cabeza. Se miraron a los ojos. La mujer verde vio un dragón encantador. El hombre violeta vio una cascada de peces. El hombre violeta se acercó a la mujer verde y la mujer verde se acercó al hombre violeta. Entonces, un dragón violeta voló hacia la cascada y ahí se puso a jugar hasta que se dejó ir en la corriente de peces, Luego cerraron la puerta.

32 comentarios:

  1. Saludos a la Señorita Verde y al hombre Violeta.
    Abrazos a Guillermo Samperio. Genial como siempre.

    ResponderEliminar
  2. Que estupendo.
    Gratitud, me cayo muy bien el verde a esta hora de la tarde.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  3. Este cuento es lo mejor... lo había estudiado en la universidad y hoy lo encontré después de tantos años. En su sencillez tiene un toque encantador de magia. Me gustaría traducirlo al persa... tal vez lo haga.

    ResponderEliminar
  4. Yo me topé con este cuento en su libro Y después apareció una nave. Excelente

    ResponderEliminar
  5. Un maravilloso cuento sin duda alguna gracias maestro Guillermo Samperio por el mensaje y la buena vibra

    ResponderEliminar
  6. Un maravilloso cuento sin duda alguna gracias maestro Guillermo Samperio por el gran mensaje y la buena vibra... gracias
    Mendoza Negrete Yarim Yoally

    ResponderEliminar
  7. un cuento lindo y bastante entrenido, nunca lo habia leido me parecio un mensaje de que hay un roto para un descosido, una lectura recreativa interesante,muy padre
    Martinez Ramirez Carlos Martin

    ResponderEliminar
  8. me agrado el cuento por la forma en que lo escribé y la manera de transmitir el mensaje es muy original y creo que el mensaje es muy importante ya que al captarlo reflexionamos sobre nuestra forma de ser y nos ayuda a aceptarnos tal y como somos por eso considero importante que es un cuento al que tenemos que prestar atención
    Alva Perea Itzel

    ResponderEliminar
  9. Un muy buen cuento, nunca lo había leído es un cuento breve y por ende no te aburre, una historia que transmite un mensaje como es que da a conocer el dicho: "hay un roto para un descosido".

    Galindo Olvera Luis Enrique

    ResponderEliminar
  10. es realmente asombrosoque aún existen escritores como tu, y es aún más confortable que realices textos que nos ayuden a aceptarnos tal y como somos; al igual la literatura nacional mantiene encendida la llama de la cultura en el interes de cada lector...gracias y felicidades maestro samperio
    Ortega Mendez Victor Eduardo

    ResponderEliminar
  11. Es un muy padre cuento, pues te deja un mensaje bonito. Aceptate tal y como eres y se feliz, ya encontrarás a alguien que te quiera y acepte como eres.
    Estrella Morales Ana Rebeca

    ResponderEliminar
  12. Este cuento nos da una gran enseñanza en diferentes aspectos de la vida y nos hace reflexionar sobre las diferencias que podemos tener y que aunque algunos las vean raras nosotros debemos de seguir adelante y sentirnos bien con nosotros mismos porque solo así los demás harán lo mismo y nos verán mucho mejor.

    Santos Martinez Mirna Tatiana

    ResponderEliminar
  13. Me Encanto!!!
    Tiene bastante ficción, pero aun asi nos transmite un mensaje de aceptación personal, y nos expresa un sentimiento de Felicidad, una felicidad que tenemos que aceptar, tal y como somos, con defectos y virtudes, debemos tratar de ser felices.

    Blancas Romero Gabino de Jesús

    ResponderEliminar
  14. Realmente se trata de un cuento muy interesante y de una linda historia, me gustó mucho por la forma en que se narra y sobre todo la enseñanza que nos da y nos hace reflexionar a pesar de que se trata de un texto breve, es muy bueno.
    López Colmenares Angélica María

    ResponderEliminar
  15. Este cuento es muy bueno. Esta escrito de una forma que se puede comprender y hasta imaginar. El final me sorprendio pues jamas hubiera creido que despues de una introduccion tan corta ellos se enamoraran y cerraran la puerta. Esto enseña que hay alqien hecho para cada uno de nosotros, solo hay que encontrarlo.

    Diaz Rodarte Juan Gerardo

    ResponderEliminar
  16. A mi me gusto este cuento ya que hay que aceptarnos tal y como somos, y después de todo todos tenemos algo especial solo hay que aceptarnos y lo descubriremos, como la mujer verde que descubrió que al aceptarse todos las querían ver por que al verla se imaginaban grandes cosas.
    Madrigal Ruiz Valeria Gala

    ResponderEliminar
  17. Este cuento me gusto no solo porque me transmitió que siempre vamos a encontrar a alguien que encaje o le guste nuestra personalidad, sino también que es bueno hacer un cambio de vez en cuando en nuestra persona que se haga notar.
    Muy bonito.

    Morales Obregón Monserrat

    ResponderEliminar
  18. Este cuento es muy bueno ya que me llamo mucho la atención como la señorita era de color verde pero lo que màs me gusto fue su descenlace fue muy lindo cuando llega el amor a su puerta.


    Ramírez Hernàndez Diana Laura.

    ResponderEliminar
  19. Que estupendo cuento, nunca lo había leido y ahora que lo hago me resulta muy interesante, es muy original, su trama es muy cuativadora, pero lo que más me llamó la atención fue el desenlace por la forma en que está narrado y por el mensaje que nos da: acéptate tal y como eres, con todos tus defectos y virtudes.

    Cadena Pérez Irma

    ResponderEliminar
  20. El cuento nos deja un gran mensaje que es aceptar quienes somos, y no intentar cambiarnos pues cada persona es unica y cada quien es especial por como es y por quien es.
    Y el cuento en sí es interesante y entretenido por la fantasia que contiene esa es mi opinión.

    García Cruz Stefany Linette

    ResponderEliminar
  21. A mi me gusto este cuento por su historia,es muy buena e interesante. Ademas deja un lindo mensaje que hay que querernos como somos sin importar lo que piensen los demas y que siempre va haberqu te quiera y acepte como eres. Me gusto mucho el final del cuento cuando encuentra a su amor y todos la aceptan.

    Miranda Orozco Daniela

    ResponderEliminar
  22. El cuento es muy bueno el mensaje que nos deja es que es bueno aceptarnos como somos porque cada persona es única en la vida y no importa que digan los demás siempre habrá una persona que te quiera como eres.

    ALONSO VICENTE JORGE LUIS

    ResponderEliminar
  23. El cuento es maravilloso, como una persona que aparentemente es diferente y que nadie la quiere puede a llegar a ser unica y extraordinaria alegrando la vida y asi poder encontrar a una persona igual de unica como ella y ser feliz. Así nosotros debemos aceptarnos tal y como somos y habra siempre alguien que nos ame.

    SEGURA FLORES ALEJANDRA

    ResponderEliminar
  24. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  25. El cuento es muy interesante y diferente, ya que además de ser interesante tiene distintas metáforas.
    De igual forma deja una enseñanza ya que las diferencias son parte de lo que nos vuelve humanos y hay que aprender a vivir sin ellas y aceptarlas.

    GUTIÉRREZ GARCÍA SANDRA ANGÉLICA

    ResponderEliminar
  26. Bonito mensaje que tiene este cuento, bastante entretenido y nos da la pauta a imginar y tambien a reflexionar, genial, nos ayuda a ver el mundo y nuestra vida desde otro punto de vista, dejando de lado las apariencias, lo que mas importa es nuestra propia aceptacion

    Santillan Gracía Yonathan Abel

    ResponderEliminar
  27. El cuento es muy bueno y el mensaje excelente me gusto la forma en que lo redacto y la parte de ojos cafes por todos lados y como le gusto ver el color verde
    ANGEL DANIEL SOTO LUGO

    ResponderEliminar
  28. EL cuento es fantastico!! me encanto la forma de cómo describe las cosas, pero sobre todo la imaginación que utilizó para escribir.

    EL mensaje que nos deja el cuento es maravilloso, ya que tenemos que aprender a valorarnos a nostros mismos, para que las demás personas lo hagan

    CAMACHO TAPIA CECILIA PATRICIA

    ResponderEliminar
  29. A mí en lo personal me gusto mucho ya que es una historia donde lo que menos esperaba le paso, aquella señorita llamaba la atención pero en forma positiva debido a sus sandalias y ella misma se aceptaba tal y como era antes de que pasara lo de sus sandalias, eso es algo muy bello y el final es algo interesante ya que el hombre violeta la quiere tal y como es y entre los dos hay una atracción, muy lindo.

    Regino Martínez Carla Cecilia

    ResponderEliminar
  30. A mi punto de vista este cuento nos enseña que si aprendemos a querernos tal y como somos es necesario modificar nada en nosotros.
    debemos de aprender a sacarle provecho a las cosas con las que contamos y de esta manera aprender a ser felices.
    tambien si no somos iguales a los demas en vez de sentirnos tristes debemos enorgullecernos porque tenemos algo que los demas no tienen.
    en cuanto al cuento me parecio interesante y muy bonito, ademas de tener una buena trama y enseñarnos varios valores.

    *Gomez Anaya Karla Paola 2IM15

    ResponderEliminar
  31. el cuento se me hizo muy lindo pues deja un mensaje muy cierto el de aceptarnos como somos y dejar de pensar y estar al margen de lo que digan de nosotros.
    gracias por el cuento me gusto mucho

    Marinez Juarez Ana Delia Zenyazen

    ResponderEliminar
  32. mi favorito, no me canso de imaginar a la bella señorita Green , me identifique al instante :´)

    ResponderEliminar