viernes, 28 de octubre de 2011

Malpensando

Como siempre pasa, las becas se terminan algún día y la que obtuve en el INBA para el taller de Monterroso acabó a finales del 74’ y sin haber terminado el libro que amparaba la beca. Sin embargo, en unos cuentos meses lo terminé; es un libro “variopinto” en el sentido de que lo mismo hay cuentos realistas, absurdos, como uno que otro fantástico.

Ya desde entonces me rebelé a la idea de los libros de cuentos “unitarios”, ya que me había sucedido que, leyendo uno que otro libro como uno del brasileiro Dalton Trevisan, en que la unidad se la daba la temática del amor. Pare el quinto cuento, yo estaba aburrido, pues el estilo, el formato del texto y las resoluciones, se me volvieron fastidiosos y previsibles.

Lo mismo me sucedió con El Gato de Juan García Ponce, aunque Narda y el verano de Salvador Elizondo mantiene la diversidad y su tradicional experimentación, conservando su estupendo estilo; y ya que lo menciono, quiero decir que es el mejor escritor de su generación, incluyendo poetas, ensayistas o lo que sean, publicando incluso en la mejor editorial francesa Gallimard. Hasta sus últimos días buscó nuevos caminos literarios.

De acuerdo a lo dicho, elegí que Fuera del ring¸ dedicado al boxeador Rubén Olivares, uno de mis héroes, fuera un libro diverso y, aunque sólo en algunos textos, algo experimental, a pesar de que en mi primer libro, Cuando el tacto toma la palabra, experimenté mucho más, ya que traía muy fresca la influencia de los escritores de lo absurdo como Becket y Arrabal.

Al finalizar la armazón de Fuera del ring, compuesto por cuatro secciones con tres cuentos cada una, decidí mandarlo al Premio Nacional de Cuento de San Luis Potosí, cuyos jurados fueron el ecuatoriano Miguel Donoso Pareja, Juan Rulfo y Edmundo Valadez. El premio único e indivisible lo ganó Eraclio Zepeda con un regular libro; el jurado sólo dio una mención y ésta fue designada para Fuera del Ring, lo cual me enorgulleció debido al tipo de jurado y estar casi empatado con un escritor que ya traía su reconocimiento.

De cualquier manera, aunque tengo pleno respeto por aquel jurado, el director de la oficina, que entonces se llamaba Departamento de Literatura (hoy Dirección) era Óscar Oliva, entonces amiguísimo de Eraclio por pertenecer ambos al grupo autodenominado “La Espiga Amotinada” junto con Juan Bañuelos y Jaime Labastida, no dejé de malpensar a propósito de que el premio fue manipulado y que, para que yo no me sintiera mal, hicieron pública la única mención. Rulfo, débil de carácter; Valadez jalaba con la corriente y Donoso Pareja estaba espigado. Pero a lo mejor me equivoco.

Luego de haber concursado, el Departamento de Literatura del INBA me publicó el libro con un buen diseño del pintor guanajuatense Jesús Martínez. Se presentó en el Museo Nacional de San Carlos con una nutrida asistencia, entre ellos mis amigos Jaime Avilés, Roberto Bolaño (qdep), Carlos Chimal y Juan Villoro, entre otros, además de un montón de militantes de mi organización política el Espartaquismo Integral.

No es necesario decir que, después del acto, nos fuimos a la casa de un amigo donde corrió el alcohol como río desbordado y la marihuana como hectáreas de maizales y, desde luego, con la jeta de Alma, mi entonces esposa. Dentro de mí estaba que el siguiente libro, que ya escribía, podría ser el ganador del premio para 1976, sin amilanarme, pues de cualquier modo haber sido finalista en 1974 a los 26 años estaba muy bien. Y pensar que cuando armé Cuando el tacto toma la palabra, mi primer libro, ya no quería seguir en las letras.

2 comentarios:

  1. HOLA. UN ABRAZO MAESTRO, ESTE VOLUMEN FUE UNO DE LOS FAVORITOS...

    ResponderEliminar
  2. Sr. Samperio,
    Estamos tratando de comunicarnos con usted desde hace varios meses con respecto a un permiso de autor que solicitamos de la obra Tiempo Libre.
    Favor comunicarse con nosotros a santacoloman@eleducador.com

    Gracias por su cooperación,
    Natalia
    787-692-0189
    787-788-5050 Ext. 4
    Asesora Educativa
    Grupo Editorial Norma
    Puerto Rico

    ResponderEliminar